Consejos para el inicio de su tratamiento de ortodoncia

Son muchos los pacientes que deciden iniciar el tratamiento de ortodoncia animados por el cambio que va a suponer en sus sonrisas. Aun así, suelen preocuparse por lo que pueda implicarles a nivel de comodidad, estética en su día a día.

Es por esto, que a continuación os dejamos unos consejos sobre cómo afrontar los primeros días de adaptación al tratamiento de ortodoncia

Molestias

Es normal que se experimenten algunas molestias, las cuales suelen desaparecer por si solas. Durante el periodo de adaptación (los primeros 7 – 10 días) podemos sentir algo de presión. Esto es debido al despertar del ligamento periodontal (el inicio del movimiento dental). Otra causa puede ser rozaduras que pueden producirse con las mucosas de las mejillas.

Estas suaves molestias, se pueden paliar fácilmente con analgésicos. Para las rozaduras recomendamos el uso de cera. A medida que los dientes se vayan alineando, la movilidad dental se irá reduciendo y las molestias irán desapareciendo. 

En algunos casos se pueden tener dificultades en pronunciar ciertos vocablos al tener un elemento extraño en la boca. Pero que igualmente, desaparecen a los pocos días de iniciar el tratamiento.

Sucede exactamente lo mismo con los alineadores, produciendo una ligera presión que puede provocar molestias, especialmente al morder. En casos aislados, pueden provocar llagas, debido al corte de los alineadores por láser. Esto se soluciona limando el alineador con una lima de uñas. 

Algunos pacientes, se preocupan porque sienten cierta movilidad en los dientes. Esto es debido a la inflamación de ligamento periodontal, elemento de soporte del diente; necesario para conseguir movimiento dental.

Una vez acabamos la ortodoncia, esta sensación de dientes flojos o en movimiento remite cuando el ligamento periodontal se desinflama.

Alimentación

Durante el periodo de adaptación, para evitar las posibles molestias al masticar, conviene realizar una dieta más blanda de lo habitual.

Tanto con brackets como con alineadores se recomienda tener cuidado los primeros días con alimentos ácidos. De esta forma evitaríamos la irritación de las mejillas y encías evitando posibles heridas o aftas. De igual forma, recomendamos no tomar comida muy picante. 

Si queremos convivir con los brackets sin preocupaciones, debemos saber que hay una serie de alimentos “prohibidos”. Todo aquello que implique morder y/o tirar (que no se pueda comer con tenedor y cuchillo). Además de los alimentos pegajosos o duros, debido a que dañan o rompen los brackets.

En Smileline Clinic, explicamos qué alimentos no deberías comer, aunque el paciente suele acostumbrarse y reconocer rápido qué puede y qué no puede comer durante el tratamiento. 

Limpieza oral: toda higiene es poca

Es fundamental desde el primer día extremar la higiene oral, ya que los brackets al tener un arco que los una, favorecen la retención de restos de alimentos. Si estos no se quitan bien, aumenta el riesgo de descalcificaciones del esmalte, caries e inflamación gingival. O incluso una patología gingival y/o periodontal. 

Una forma de ayudar en la higiene oral es el uso de cepillos interproximales. Estos se pueden introducir con mayor facilidad entre el arco y los dientes; en zonas posteriores o de difícil acceso. Otra herramienta que suele ser muy útil es el irrigador bucal para limpiar las zonas de más difícil acceso con el cepillo eléctrico.

Claves para el correcto cepillado

Un buen consejo, es hacerse con un Kit dental para poder llevar el cepillo y los útiles básicos a todas partes por si fuera necesario: cepillo, pasta, cepillos interdentales, cera, etc. 

Una manera de asegurarnos que realizamos un correcto cepillado, es buscar un orden para éste, empieza por la última muela y avanza hasta la última contralateral. Luego repite lo mismo en la arcada inferior. De esta manera te aseguras que no te olvidas de ningún diente. 

Cepilla todas las caras de los dientes, sujeta el cepillo de forma inclinada e introduce las cerdas de éste por debajo del arco. No te olvides de cepillar también la zona del bracket que está cerca o en contacto con la encía, ya que es donde más placa bacteriana se acumula. 

Debes dedicar unos 3 – 4 minutos para cepillarte bien la boca después de cada ingesta. 

En general queremos animar a afrontar el proceso con buena actitud, porque el mejor sistema para superar las molestias que nos podamos encontrar durante los primeros días de ortodoncia es recordar las expectativas de mejora que nos llevaron a iniciar el tratamiento.

También recordamos que nuestros pacientes siempre tendrán la clínica abierta para cualquier consulta o problema que les pueda surgir.

Si quieres corregir tus dientes, mejorar tu sonrisa y lograr una mejor calidad de vida, acuda a SMILELINE CLINIC estamos especializados en ortodoncia. Consulta a nuestros profesionales todas tus dudas, solicita tu primera consulta de diagnóstico y pide presupuesto. 

Asegúrate siempre de ponerte en manos de auténticos profesionales con experiencia. Para más información o una primera cita, no dudes en contactarnos.

Visto 42