ORTODONCIA Y ORTOPEDIA DENTOFACIAL. ¿CUANDO Y PORQUE DEBEMOS TRATAR AL NIÑO?

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las alteraciones de forma, posición y función de los dientes y los huesos que los soportan.

La palabra «ortodoncia» proviene del griego. La palabra “orto” significa «recto» y «doncia» significa «diente«.

Los ortodoncistas diagnosticamos cualquier alineación incorrecta de los dientes y las anomalías de la estructura facial y diseñamos el plan de tratamiento de ortodoncia y de ortopedia dentofacial (ortopedia dental) .

¿Para qué sirve la ortodoncia?
El tratamiento de ortodoncia sirve para corregir los dientes que están en mala posición recobrando su función masticatoria, su posición natural y estética. El objetivo del tratamiento ortodóncico es que cada diente tenga una posición específica en armonía con los labios, mejillas, lengua y los demás dientes. Al establecer este equilibrio, los dientes funcionarán correctamente consiguiendo una estética dental y facial.

¿Qué significa ortopedia dentofacial (ortopedia dental)?

«Dentofacial» significa «dientes» más «rostro», y «orto» significa «recto» y «pedia» deriva de la raíz griega y significa «formación».

Mientras que la ortodoncia significa el control del movimiento de los dientes, la ortopedia dentofacial (ortopedia dental) implica la orientación del crecimiento y el desarrollo facial, los cuales suceden principalmente durante la niñez y la adolescencia. Para el tratamiento de ortodoncia se utilizan aparatos que permiten el movimiento dental (generalmente brackets) y para el tratamiento de ortopedia dentofacial se utilizan aparatos especialmente diseñados para guiar el crecimiento facial según las anomalías que presente el niño.

¿Cuál es el mejor momento para comenzar un tratamiento de ortopedia?

Comenzar el tratamiento en el momento óptimo garantiza los mejores resultados en el menor tiempo y al más bajo coste. Por lo general, este momento es en la última etapa de la dentición mixta o, al inicio de la dentición permanente y antes de finalizar el crecimiento.

¿Tienes dudas?

Nosotros te llamamos

¡Tu primera visita no tiene coste!



Podrás financiar tu tratamiento en 18, 24 ó 36 meses sin intereses, independientemente de la duración del tratamiento.

Las Asociaciones AmericanaEuropea y Española de Ortodoncia recomiendan hacer la primera visita al ortodoncista antes de los siete años de edad. A esta edad, es posible que no sea necesario un tratamiento ortodóncico ni ortopédico, pero un examen minucioso nos indicará el momento más conveniente para comenzar el tratamiento. La primera visita nos permite una detección precoz de malformaciones esqueléticas y dentarias que pueden interferir en el crecimiento normal del niño.

Si no se tratan las alteraciones del crecimiento y desarrollo de los maxilares del niño, aparecerán problemas esqueléticos como: asimetrías faciales, mal posición dental que pueden derivar en posibles dolores musculares y articulares que requieren tratamientos complejos, largos y costosos como cirugía ortognática, extracciones de dientes, prótesis dentales etc. Por lo tanto, la evaluación temprana ofrece la posibilidad de detectar a tiempo los problemas y lograr un tratamiento más eficaz. Un tratamiento precoz puede ser necesario para evitar problemas funcionales capaces de desarrollar alteraciones o displasias esqueléticas en el niño en crecimiento.

Si se detectan las alteraciones del crecimiento deben realizarse tratamientos ortopédicos u ortodóncicos que nos ofrecen un pronóstico favorable, aparatología sencilla, muy poco tiempo de tratamiento y bajo coste.

Cuando la intervención ortopédica no es necesaria, el ortodoncista vigilará cuidadosamente el crecimiento y el recambio dental cada 6 meses hasta que el niño finalice el recambio dental.

¿Por qué se considera que a los 7 años es la edad ideal para la detección de problemas?

A los 7 años erupcionan los primeros molares permanentes y se forma la estructura básica de la mordida. Durante este período, el ortodoncista puede evaluar la posición antero-posterior (relación de adelante-atrás) y transversal (relación de la anchura) de los dientes y maxilares. Por ejemplo, la manera de erupcionar (salir) de los incisivos puede indicar una sobremordida aumentada (mordida profunda), una mordida abierta, una mordida cruzada, apiñamiento o sonrisa gingival (mostrar mucha encía). La detección precoz de estos problemas nos permite planificar un tratamiento más eficaz para obtener una correcta función masticatoria y una bonita sonrisa.

¿Cuáles son los beneficios de una evaluación ortodóncica temprana?

Según la Asociación Americana de Ortodoncia, el tratamiento temprano es ventajoso por las siguientes razones:

  1. Favorece un correcto crecimiento y desarrollo de la mandíbula.
  2. Corrige los hábitos de succión o deglución.
  3. Crea espacio para los dientes que aun deben salir.
  4. Simplifica y a veces evita el tratamiento de ortodoncia.
  5. Mantiene, o a veces proporciona mayor espacio para los dientes definitivos.
  6. Puede reducir o eliminar problemas respiratorios o del habla.
  7. Corrige la compresión del maxilar superior proporcionando expansión y una correcta relación entre el maxilar y la mandíbula.
  8. Reduce el riesgo de sufrir un traumatismo de los dientes prominentes.

Ortodoncia en la adolescencia.

En los adolescentes los problemas más comunes son dentales -dientes amontonados o separados (se corrigen con ortodoncia)- y esqueléticos – (se corrigen con ortopedia) los huesos maxilares tienen diferente tamaño, y existe un mal encaje de las arcadas dentales que se puede reflejar en la cara.

La gran mayoría de los adolescentes pueden beneficiarse del tratamiento ortodóncico: Una sonrisa hermosa y saludable contribuye a mejorar la autoestima y la confianza de un adolescente.

¿Cuál es el mejor momento para comenzar un tratamiento de ortodoncia?

En la mayoría de casos, el mejor momento para empezar la ortodoncia es cuando han salido los dientes definitivos, entre los 11 y 12 años y cerca del pico de crecimiento puberal. Empezar antes no significa terminar antes porque necesitamos que hayan salido todos los dientes para poder finalizar el tratamiento completo.

Antes de iniciar el tratamiento se tomarán registros (radiografías, modelos y fotografías) y otras pruebas diagnósticas para determinar el punto exacto de la curva de crecimiento en la que se encuentra el niño y así obtener un diagnóstico concreto y crear un plan de tratamiento específico e individualizado para cada caso.

Tipos de aparatos de ortodoncia.

El tratamiento de ortodoncia suele requerir un aparato fijo en todos los dientes durante aproximadamente 1 año y medio o 2 años. Hoy día podemos ofrecer al paciente varios tipos de aparatos: brackets metálicos, brackets transparentes de zafiro o incluso aparatos de ortodoncia invisible como son los alineadores transparentes (Invisalign Reg.) o con ortodoncia lingual (Incognito Reg.) con brackets pegados en la cara interna de los dientes.

Al finalizar el tratamiento se utilizarán retenedores para estabilizar el resultado y mantener la posición dental a lo largo de la vida del paciente.

¿Tienes dudas?

Nosotros te llamamos

¡Tu primera visita no tiene coste!



Podrás financiar tu tratamiento en 18, 24 ó 36 meses sin intereses, independientemente de la duración del tratamiento.